NUESTRA HISTORIA

El deseo de un cambio para los caballos y observar que si bien no podemos cambiar la realidad de la Argentina, podemos cambiar algo en ella, y sabemos que desde ACMA lo estamos logrando, porque vos que estás leyendo este libro, lo estas haciendo posible porque sentís un amor profundo por nuestro trabajo, pero más aún porque amas y anhelas el cambio...​

Llegamos a este mundo para admirar toda la creación de Dios, nacemos felices, puros y creemos en ello, pero cuando vamos siendo adultos nos damos cuenta que esa existencia deja de serlo, para ser una apariencia, y para volver a eso que es esencial debemos transformar la sociedad, y para ello debemos cambiar primero ....... como individuos.​

En este libro podrás leer de la existencia del alma, de la mente, del espíritu y del ser, y cada una de ellas forman un todo, es la diversidad que se encuentra en cada uno de nosotros, que se mantiene en constate equilibrio... ​

Así como también sentimos tristezas y alegrías, dolor y placer, que también conviven en nuestro interior, debemos aprovechar de ambas diversidades, porque el dolor te impulsa a salir en buscar del cambio, la alegría compensa ese sabor amargo que deja la tristeza, y tienes que saber distinguir el placer que se siente cuando se llega a la meta.​

En ACMA sentimos el dolor que nos impulsó a querer cambiar la realidad de los caballos maltratados, disfrutamos de la alegría con cada caballo liberado, caemos en la tristeza de sentirnos muchas veces impotentes, pero nunca dejamos de sentir placer de hacer lo que hacemos por ellos.​

No nos quedamos inmersos en la tristeza, salimos adelante para tratar de cambiar, nuestra naturaleza es de una profunda sensibilidad que nos hace cada día más fuerte; al contrario de lo que se dice, un ser sensible no es sinónimo de debilidad, sino que resurge en cada agonía con más fuerzas, y es una cualidad única de aquel que quiere, ama y respeta, siendo trasparente pero no invisible a la realidad...​

Hay que primero llorar para después poder reír, porque no se puede disfrutar de esa dulzura sino se ha sentido la amargura que ese dolor te causó... ​

La mente refleja tu esencia, debemos volver a ser niños para poder comprender que mundo creímos conocer, tan puro, donde solo había felicidad y tratar de convertirlo en realidad y eso depende de vos..​

Es un camino tedioso, hostil, casi intransitable, donde la cima se vuelve casi inalcanzable, pero que con agallas, amor y con la mente clara podemos alcanzar..​

ACMA nace el 30 de Marzo de 2010, con ella surge la necesidad de abordar la realidad de los caballos en estado de indefensión, resolver la problemática de los carros tirados por caballos. Una ambición quizás muy ostentosa, por querer resolver un problema ya enquistado en una sociedad desvirtuada, donde todo se confunde, donde no toda la solución está en nuestras manos, ya que son un tanto pequeña para tanta estructura pesada con cimientos frágiles desde sus raíces, donde se dio la conjunción correcta para que un grupo de gente con iguales sentimientos, se junten y traten de apuntalar las bases para que esos cimientos no se derrumben, y utilizamos como únicas herramientas el AMOR y la VERDAD, con la que afrontamos día a día la transformación de esta realidad, impulsados por la compasión de aquellos indefensos, desprotegidos y excluidos, seres sintientes que tienen valor y merecen nuestro respeto, y esa fue la clave para sentir la plenitud de nuestra existencia....​

Si tenemos que hablar de la historia del caballo no podríamos hacerlo, sin reconocer que ellos hicieron historia, acompañó al hombre en sus conquistas, participó en batallas, formó parte del desarrollo socio económico, en trabajos rurales, como medio de transporte, fueron compañeros inseparables de los niños en la etapa escolar, fueron verdaderos héroes sin honores a los que les debemos cada pedazo de nuestro antepasado, de nuestra cultura, de nuestra nación.​

En estos tiempos y sabiendo que hemos viajado a la luna, y nos posamos sobre ella, demostrando que nada es inalcanzable, y que todo lo podemos dominar, vamos dejando de lado el contacto con el otro, nos volvemos mas insensibles, mas antisociales, mas solitarios, somos marionetas de la ambición, del estrés, de la rutina, y son muy pocos los que ven mas allá de lo que les da la vista, son muy pocos los que se paran a mirar a su alrededor, porque no estamos solos en este mundo, y somos esos pocos que aun cuando vamos por las calles, seguimos viendo caballos esclavizados atados a los carros, con sus cabezas gachas, huesudos de hambre, con la mirada perdida, y eso demuestra que no hemos evolucionado, solo hemos avanzado de manera racional, dejando atrás lo emocional, donde esta en juego el respeto por el otro...y después nos jactamos de ser seres superiores, cuando a ese que hizo historia lo dejamos amarrado como rehén de una sociedad hostil que parece no tener remedio a la hora de querer sanar semejante falta que hemos cometido con el.​

Con nuestros actos de amor y trabajo que día a día realizamos en ACMA, porque si logramos que vos los puedas comprender lo podrás replicar en todos lados, y te aseguramos que ese es el camino para lograr cambiar esa realidad..​

GRACIAS POR DEDICARNOS PARTE DE TU TIEMPO! 

GRACIAS POR TU AYUDA INCONDICIONAL! 

GRACIAS POR DIFUNDIR NUESTRA OBRA!

GRACIAS POR SER PARTE DE NUESTRA FAMILIA DE ACMA!


Dr. Ariel Corse - Médico Veterinario - Presidente de la ONG


Nuestra Institución 

Nuestra Institución cuenta con dos instalaciones, una en zona urbana, "Alejandro Korn", y otra en zona rural, "Baradero"


Arrendamos un campo de 30 hectáreas en ALEJADNRO KORN, cuyas instalaciones cuentan con 60 boxes para alojar caballos en estado critico, 2 boxes de intenacion para alojar caballos en estado grave,.


Arrendamos para "pastoreo" un campo en BARADERO de 400 hectáreas, donde alojamos a aquellos caballos que se encuentren en óptimo  estado de salud y con alta medica,

Dichos caballos viven en absoluta libertad, viviendo en su hábitat natural, alimentados  con pastura natural y controlados periódicamente, 

Nuestro libro



Ya tenemos la primera edición de nuestro libro, donde queda registrado nuestro amor por los animales y la pasión que sentimos por esta obra.